¿Un esguince o algo más?

Un día como otro cualquiera, estás dando un paseo o practicando tu deporte favorito, y de repente y sin aviso alguno, te caes y te haces daño en el tobillo. Te duele mucho y es molesto, de eso no cabe duda.

La única duda ahora es…¿cual es el siguiente paso? ¿Reposo y pies en alto o ir corriendo a urgencias?

¿Fractura o Torcedura?

Aquí os mostramos 4 tests rápidos y sencillos con los que poder determinar que personas NO tienen ninguna fractura y por lo tanto no necesitan una radiografia. Estos tests son conocidos como las Reglas de Tobillo de Ottawa y son los siguientes:

    1. ¿Puedes dar 4 pasos (recuerda que cojear esta permitido)? NO – hazte una radiografía
    2. ¿Notas dolor en la zona del maleólo medio o lateral? SÍ – hazte una radiografia

    1. ¿Notas dolor en la base del quinto metatarso? – hazte una radiografía
  1. ¿Notas dolor en el hueso navicular?  – hazte una radiografía

Resultados

Solo porque no puedas dar los 4 pasos o te duela en los sitios mencionados, no quiere decir que tengas una fractura necesariamente- pero si son señales suficientes para que te hagas una radiografía y compruebes que todo está bien.

Recuerda también que las radiografías y resonancias solo buscan aquello que esté ROTO. Por ello, si no hay nada que encontrar, relájate, ve a casa y reposa el pie durante 24horas. No olvides que el hielo ayuda mucho en estos casos,

¿Y ahora qué?

Soporte Adecuado – un soporte físico como una tobillera o una plantilla ortopédica pueden mejorar tu movilidad y sobre todo, detener la cojera (que suele provocar muchos daños a posteriori)  Asegúrate siempre de que este soporte es el adecuado para tu caso y de que provenga de un profesional.

Tratamiento – Unas cuantas sesiones de fisioterapia pueden ayudarte a aliviar el dolor y reducir la inflamación en la zona.

Prevención – Deberías revisar el calzado que llevas, y re-ajustar tu rutina de entrenamiento de manera que realices un trabajo más equilibrado y puedas prevenir futuras lesiones.

Puede que haya sido “solo” un esguince pero ten en cuenta que las lesiones de tobillo afectan al modo en el que caminas y por lo tanto pueden afectar a otras partes de tu cuerpo como piernas, caderas, espalda… Por ello, debes tratar el problema lo más rápido posible para evitar que al cabo de los años se convierta en algo más grave y doloroso.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *